dimecres, 21 de novembre de 2007

CELEBRACIÓ DEL DIA DE DIFUNTS MEXICÀ





El passat dia 1 i 2 de novembre, els membres del Casal Popular la Fura de Solsona vam tenir l’oportunitat de compartir la celebració del dia de Tots Sants amb algunes noies mexicanes que actualment viuen a Solsona. A continuació ens agradaria compartir amb els lectors del Celsona, la tradició mexicana en el dia dels difunts:

La muerte esta muy presente en la vida de la gente mexicana, sencillamente forma parte de ella, se acepta y se bendice. Se le trata como a una compañera. Cuando, en nuestro país, alguien fallece en el círculo familiar, se le trata con el máximo respeto. Se instala su cuerpo, rodeado de flores, velas y recuerdos, en una habitación; la familia y los amigos no se separan de su lado, ni de noche ni de día hasta el momento del entierro. Esta despedida es un momento para compartir, ya sea el dolor por la perdida, o bien, risas al rememorar antiguas anécdotas. De esta manera, la muerte también se inserta en la cotidianidad.

El día de los difuntos, en su honor se organizan comidas en el cementerio, junto a las tumbas de los seres queridos fallecidos. Los que ya dejaron esta vida son venerados con canciones, cempaxúchil, pan de muerto, tequila y música. Nosotras, las gentes mexicanas, creemos que se debe despedir a los muertos con la misma alegría con la que fuimos engendradas en la Madre Tierra; si no, les quitamos la gloria.

Cada año, durante el 1 y 2 de noviembre ofrendamos en nuestras casas y en nuestras calles y plazas, todo aquello que solía gustarles a nuestros antepasados, creando de esta forma, un espacio de convivencia, de memoria y de gratitud hacia quienes nos precedieron y nos dieron la vida.